La Seguridad Social compensará en la pensión las lagunas de cotización tras tener hijos

PUBLICADO EN LA VOZ DE GALICIA.
Sustituirá el actual plus de maternidad, que la Justicia europea ve discriminatorio al no abonarse también a los hombres con descendencia 

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, anunció ayer que su departamento tiene muy avanzado el nuevo sistema con el que mejorará la pensión a aquellos cotizantes que, tras tener o adoptar un hijo, sufrieron un período en blanco en su vida laboral o vieron rebajados sensiblemente sus salarios.

El nuevo mecanismo sustituirá al actual complemento de maternidad, después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictaminase el año pasado que es discriminatorio, ya que solo mejora las prestaciones de las mujeres y excluye a los hombres aunque estos cumplan los mismos requisitos. Ese plus, que entró en vigor en el 2016, aumenta en un 5 % el importe de las pensiones contributivas de jubilación, viudedad e incapacidad permanente de aquellas mujeres con dos hijos, en un 10 % si tienen tres y en un 15 % en caso de que sean cuatro o más los descendientes.

A finales del año pasado había casi 657.000 pensiones con complemento por maternidad, según informó el Gobierno en respuesta a una pregunta parlamentaria del diputado popular José Ignacio Echániz. La cuantía media de ese plus ronda los 60 euros mensuales en el caso de las jubiladas.

El ministro explicó que la propuesta se encuentra bastante «avanzada», por lo que confía en que pueda entrar en vigor a comienzos del próximo año, aunque no desveló cuál será el período posterior al nacimiento o adopción de un hijo que la Seguridad Social tendrá en cuenta para analizar las lagunas de cotización. Ni tampoco si, además de compensar a aquellos ciudadanos que dejasen de trabajar, se hará lo mismo con aquellos que solicitaron una reducción de jornada, con la consiguiente rebaja de salario y cotización para la pensión.

Un informe publicado este verano por tres economistas del Banco de España constató que, pese a que hasta tener hijos la carrera de hombres y mujeres es similar en lo que a salarios se refiere, los ingresos de ellas se desploman tras la maternidad. Nada menos que un 11 % el primer año y hasta un 33 % en diez años. Para ellos, la pérdida a largo plazo es de solo un 5 %.

VER PUBLICACIÓN EN LA VOZ DE GALICIA

Los comentarios están cerrados.