Exigen a Gómez Bermúdez que se disculpe o que dimita por decir que los jueces trabajan tres horas

La Asociación de Jueces Francisco de Vitoria (AJFV) exigió hoy al presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, que se disculpe o que dimita de «su puesto de confianza» por «ignorar por entero» la realidad de la judicatura española al afirmar durante el transcurso de una mesa redonda que algunos de sus compañeros trabajan «algo más de tres horas al día».

En su intervención del pasado martes, Gómez Bermúdez aseguró que de las 24 horas y media semanales de trabajo estipuladas en el despacho, que supondrían seis horas diarias, algunos jueces acaban desempeñando como «horas reales» no más de «tres horas y cuarenta minutos», ya que «llegan media hora tarde, se van media hora antes» y dedican «dos horas a tomar café». «No somos eficientes porque no se trabaja», remachó.

En un comunicado, la AJFV recordó al citado magistrado que la jornada laboral de la «gran mayoría» de jueces y magistrados está «muy por encima de lo que es una jornada de trabajo razonable». Argumentó, en este sentido, que los últimos datos oficiales disponibles relativos a 2008 indican que los 4.5000 jueces españoles tramitaron nueve millones de asuntos y dictaron más de dos millones de sentencias, lo que indica que más de la mitad de la carrera judicial supera en un 120% los módulos (la carga máxima de trabajo).

En respuesta a las afirmaciones «tan fuera de la realidad» realizadas por Bermúdez, la Francisco de Vitoria incidió en que, aparte de las horas en los tribunales y juzgados, «la verdadera jornada de estudio y análisis» de los jueces «comienza por las tardes en sus despachos y normalmente continúa los fines de semana».

Tras estas acusaciones, la citada asociación de jueces reclamó al citado magistrado que aporte los nombres y apellidos de los miembros del Poder Judicial que «incumplen con sus obligaciones» con el objetivo de «poder sancionarlos». Exigen, por ello, que pida perdón o que dimita ya que, según la AJFV, «ignora por entero la realidad de la judicatura española».

AUMENTO DE LA CARGA DE TRABAJO

La Francisco de Vitoria argumentó además, apoyándose en datos de la memoria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de 2008, que España cuenta con uno de los índices más alto de Europa de litigiosidad por habitante (el número de asuntos ingresados por cada mil habitantes alcanzó los 196 en ese año), mientras que el número de jueces y magistrados es muy inferior al de los países de nuestro entorno y crece muy lentamente.

Citando fuentes del Consejo general del Poder Judicial, la asociación judicial incidió en que la plantilla de jueces y magistrados en los órganos judiciales a 1 de enero de 2008 era de 4674. «Esta cifra representa el 9,80% de magistrados y jueces por cada 100.000 habitantes, muy lejos de la media europea que está alrededor del 19%», se lamentó.

Frente a estos datos negativos, según la AJFV, «cada año se incrementa el número de asuntos resueltos, que hace sostenible el sistema basado únicamente en el esfuerzo de los jueces y magistrados». «En el año 2008 se resolvieron 8.649.763, es decir, 755.422 asuntos más que en el ejercicio 2007, resultando una media de asuntos resueltos por cada juez de 1.850», indicó.

Por todo ello, alegó que los datos demuestran que la dedicación de los miembros de la carrera judicial va «más allá incluso de lo soportable, acosta de su salud y en detrimento de su vida familiar». «La mayoría de jueces y magistrados de nuestro país trabajan por encima del módulo que se estimaba adecuado, carga de trabajo que en la actualidad está sin definir por el CGPJ y que exigimos que en breve plazo se lleve a cabo para terminar con situaciones de inseguridad y que pongan de manifiesto la autentica realidad de los juzgados y tribunales nada parecida con al que se describe por el entrevistado», concluyó.

Los comentarios están cerrados.